Sujetador para después de mastopexia ¿Cómo mantener los pechos firmes?

Aumento de pecho

¿Cómo mantener los senos operados firmes?

La cirugía de elevación de mamas o mastopexia es una forma excelente de elevar los senos para crear una silueta más juvenil.

Sin embargo, como cualquier otra cirugía, sus resultados no duran para siempre.

La piel sigue estirándose a medida que envejecemos, y los pechos empiezan a caerse gradualmente.

Por suerte, hay formas de evitar que esto ocurra y que tus pechos vuelvan a caer de forma rápida debido a los signos del envejecimiento.

¿Vuelven a caer los senos después de una elevación mamaria?

La cirugía de elevación o reducción mamaria, por su naturaleza, se realiza para levantar y reducir la piel y el tejido mamario caídos.

Con el tiempo, la piel puede volver a aflojarse y requerir una cirugía adicional.

  • Las pacientes recién operadas de elevación o reducción de mamas pueden ver como sus pechos empiezan a descolgarse de nuevo, como cinco años después de su operación original.
  • A veces, el cirujano original puede no haber eliminado suficiente piel, y la flacidez continuada puede observarse unos meses después de la operación original.
  • En otras ocasiones, la paciente puede haber tenido otro embarazo que provoque la caída posparto.

La corrección de los pechos caídos secundarios se realiza fácilmente a través de las mismas incisiones que la operación original y no dejará nuevas cicatrices.

Ocasionalmente las pacientes también eligen cambiar su implante a un tamaño más grande, lo que puede en sí mismo superar parte de la caída.

Como recordamos a nuestros pacientes de levantamiento de senos, tu tienes el poder de proteger tus resultados.

En esta entrada del blog, vamos a ofrecerte algunos consejos útiles para mantener tus pechos juveniles y sin caídas en los próximos años.

Sujetadores para después de una mastopexia

¿Qué ventajas tienen los sujetadores postoperatorios para cirugías de pecho?

Un sujetador postoperatorio puede ser una parte fundamental de la recuperación tras una operación de mama. Ayudan a reducir la hinchazón, sujetan los implantes que tienden a caerse y proporcionan una forma fácil de colocar los tubos de drenaje si los tiene después de la cirugía.

No todos los cirujanos recomiendan sujetadores después de procedimientos como la reconstrucción mamaria con colgajo de tejido, ya que pueden causar demasiada presión. Asegúrate de preguntar a tu cirujano si te sugiere utilizar uno y si te lo proporcionará después de la intervención.

Sí, es probable que tu cirujano te dé un sujetador después de la intervención. Ese sujetador te servirá para salir del hospital y llegar a casa, a tu propia cama, para recuperarte.

Sin embargo, un sujetador postoperatorio adaptado específicamente a tu intervención y a tus necesidades será más práctico, cómodo y, sin duda, más favorecedor.

Los sujetadores postoperatorios proporcionan comodidad y seguridad para las suturas o drenajes. También minimizan el movimiento, lo que ayuda a reducir los hematomas y las hemorragias después de una operación de mama, pecho o corazón abierto.

Los estudios han demostrado que alrededor del 70% de las mujeres utilizan una talla de sujetador equivocada.

Esto es un problema importante, ya que los sujetadores sujetan los pechos y evitan que los tejidos se estiren.

  • Los sujetadores push-up pueden levantar demasiado el pecho, forzando los ligamentos y los músculos.
  • Los sujetadores más sueltos dan muy poca elevación y permiten que los pechos se caigan.
  • Un sujetador más suave de sujeción media, es la mejor opción para la mayoría de las pacientes que se someten a una elevación de mamas, y también es una buena idea si te has sometido a un aumento de pecho..

Se cuidadosa con tu cuerpo y utiliza sujetadores cómodos y de apoyo la mayoría de los días de la semana.

¿Cómo elegir el sujetador para pechos operados adecuado para ti?

Algunas de las características clave que debes buscar en un sujetador postoperatorio son:

  • Sin alambres: la mayoría de los sujetadores postoperatorios no llevan alambres. Los alambres pueden cortarte la piel, y puede que no te des cuenta debido al entumecimiento.
  • Bolsillos: si vas a llevar una prótesis después de la operación, busca un sujetador con bolsillos.
  • Tejidos suaves: por regla general, cuanto más suave sea el tejido, más cómoda te sentirás. Huye de los tejidos rígidos y resistentes en favor de combinaciones elásticas y con alto contenido en algodón.
  • Ajuste: la mayoría de los sujetadores posprocedimiento deben tener tirantes y cierres ajustables. Probablemente querrás que todo sea ajustable por delante, para no tener que retorcerte ni estirarte.
  • Líneas más largas: elige un sujetador posprocedimiento que tenga una banda más larga. Te resultará menos restrictivo que un sujetador con una banda corta, que puede apretarte y rozarte.
    Una de las cosas más difíciles de predecir es la talla de sujetador que necesitarás. Puede pedir consejo a su médico sobre el grado de inflamación que puede esperar tras la intervención.

Duerme de espaldas

Pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida durmiendo, lo que significa que hay mucho tiempo para que los pechos se caigan en la cama.

Cuando duermes de lado o boca abajo, los ligamentos se ven forzados por la gravedad a lo largo de la noche y tiran hacia abajo.

Una forma sencilla de sujetar mejor los pechos es dormir de espaldas cada noche. Si esta posición no te resulta natural, prueba a colocar una almohada bajo cada brazo para mantener el cuerpo en su sitio.

Mantén una buena postura

Una postura correcta no sólo es buena para la espalda. Si encorvas los hombros o te inclinas hacia delante con demasiada frecuencia, tus pechos se hundirán con el resto del cuerpo. Intenta ponerte derecha al caminar y evita encorvarte en la silla del trabajo.

Una buena postura también puede ayudarte a parecer más alta y más delgada, así que los beneficios son muchos.

Protege tu piel

Los senos caídos se deben a la flacidez de los músculos y ligamentos, pero la piel también desempeña un papel importante.

La exposición al sol daña la piel y estira el tejido, así que evita tomar el sol o broncearte en exceso. Utiliza un buen protector solar y ropa protectora -como un sombrero para el sol o una camisa de cuello alto- siempre que estés al aire libre.

Una buena protección solar también puede prevenir muchos otros signos de envejecimiento y mantener su piel con un aspecto claro, joven y fresco.

Mantén un estilo de vida saludable

Una de las cosas más transformadoras que puedes hacer para proteger tus pechos y tu salud es llevar un estilo de vida más saludable en general.

Fumar y beber resecan la piel y el cabello, así que reduce estos hábitos siempre que puedas.

Come alimentos nutritivos y evita las «dietas yo-yo», ya que los cambios extremos de peso afectan a la elasticidad de la piel.

Es cierto que todos los cuerpos cambian con el tiempo, incluso después de una elevación de pecho.

Con un poco de planificación inteligente y prevención, puedes mantener tus senos y conservar los resultados durante años.

Si quieres obtener más información sobre tu levantamiento de senos u otras opciones de cirugía plástica en Valencia, solicita una consulta por teléfono o a través de nuestro formulario de contacto.