Tratamiento del Lipedema en las piernas

Lipedema

¿Qué es el lipedema?

El lipoedema es un trastorno que se caracteriza por el aumento simétrico del volumen de las piernas, debido a la acumulación de depósitos de grasa debajo de la piel.

No se conoce una terapia dirigida a eliminar la causa del lipedema porque la causa exacta que desencadena el lipedema aún no se conoce.

Si tu médico de cabecera cree que tienes un lipoedema, puede remitirte a un especialista para que te trate, y aunque actualmente no hay una cura definitiva, sí que hay tratamientos que te van a ayudar a mejorar tu estado.

El tratamiento más adecuado, depende de la gravedad de los síntomas y de cómo te afecten.

lipedema en piernas: distintos estadios del linfedema
Grado de lipedema en piernas de menos a más severo

Soluciones para el linfedema en muslos y piernas

Los principales tratamientos son:

  • Asesoramiento o terapia cognitivo-conductual (TCC) si tienes dificultades para hacer frente a los síntomas y se sientes deprimida.
  • Para el caso de síntomas poco severos, el tratamiento conservador con terapia descongestiva compleja (TDC) que ayuda a descongestionar el tejido subcutáneo, puede ser suficiente.

Los enfoques conservadores incluyen la terapia con prendas de compresión o envoltura para reducir el edema, y el drenaje linfático manual como parte de un contexto ambulatorio o como parte de una fisioterapia descongestiva compleja.

  • Para el caso de síntomas severos, la opción más recomendada consiste en una intervención quirúrgica para deshacerse de la grasa (liposucción).

Las tratamientos tienen esencialmente dos objetivos:

  • Resolver o mejorar los síntomas (edema, dolor y desproporción).
  • Prevenir la progresión de la enfermedad y el desarrollo de complicaciones (problemas linfáticos, dermatológicos y ortopédicos).

El control del peso es un componente clave de ambos objetivos.

Algunas acciones que puedes hacer tu misma y que te van a ayudar son:

  • Comer de forma sana, sin ingerir alimentos calóricos, hacer más ejercicio y tratar de mantener un peso saludable.
  • Usar medias de compresión o vendas para reducir el dolor y la incomodidad, y hacer más fácil el caminar.
  • Cuidar la piel, por ejemplo usando regularmente crema hidratante para evitar que tu piel se reseque.

El tratamiento conservador del Lipedema de piernas: DTC o terapia descongestiva compleja

La terapia descongestiva compleja, en adelante TDC, se realiza en dos fases.

1ª fase de la TDC

En esta fase también conocida como fase intensiva o descongestiva, los tratamientos son administrados diariamente por terapeutas capacitados en linfedema, hasta que la parte del cuerpo afectada se descongestiona.

El linfedema afecta con mayor frecuencia a las extremidades inferiores, pero también puede estar presente en los brazos, la cabeza y el cuello, el tronco o los genitales externos

La duración de la fase intensiva varía según la gravedad de la afección, se realiza dos veces al día durante 45-60 y tiene una duración media de dos o tres semanas para los individuos con lipedema en brazos, y de tres o cuatro semanas para el linfedema que afecta a la pierna. En casos extremos la fase descongestiva puede durar hasta seis u ocho semanas y puede tener que repetirse varias veces.

El final de la primera fase de la TDC está determinado por los resultados de las mediciones en la parte del cuerpo afectada, que son tomadas por el terapeuta. Una vez que las mediciones se acercan a una meseta, se alcanza el final de la primera fase y el paciente progresa sin problemas a la segunda fase de la TDC, también conocida como la fase de autocontrol.

2ª fase de la TDC

tratamiento del lipedema con dieta para el control de peso

La fase dos es una parte continua e individualizada de la TDC, en la que la paciente asume la responsabilidad de mantener y mejorar los resultados del tratamiento logrados en la fase uno.

Durante la fase intensiva, se instruye a los pacientes en los componentes individuales del autocontrol, que incluyen:

  • Un régimen de cuidado de la piel.
  • Dieta para el control de peso.
  • Ejercicios en el hogar.
  • Drenaje linfático automanual y la aplicación de prendas de compresión para uso diurno.
  • En algunos casos puede ser necesario que el paciente se aplique vendas de compresión acolchadas para uso nocturno.

Un componente vital de la fisioterapia descongestiva compleja es el drenaje linfático manual. El drenaje linfático manual es un tipo de masaje cutáneo suave que estimula la contracción de los vasos linfáticos y mejora la reabsorción de proteínas.

Además de mejorar la circulación linfática, el drenaje linfático manual aumenta el flujo sanguíneo en las venas profundas y superficiales.

Inmediatamente después de la terapia descongestiva, se aplica un vendaje de compresión en forma de prenda o envoltura para reducir el edema. Además, la fisioterapia descongestiva compleja consiste en ejercicios descongestivos y un cuidado meticuloso de la piel.

La fisioterapia descongestiva compleja también se puede combinar con la compresión neumática intermitente.

Durante esta terapia, las cámaras de las mangas, guantes o botas del dispositivo se inflan rítmicamente de distal a proximal, mediante una bomba de aire para mejorar el drenaje venoso y linfático de las extremidades.

Se utilizan presiones entre 30 y 60 mmHg. Un ciclo dura aproximadamente 30 segundos y el tratamiento suele durar 30 minutos. La compresión neumática intermitente también se puede utilizar en casa.

Otros componentes de los tratamientos conservadores son la actividad física, los planes de alimentación saludable para reducir cualquier componente de obesidad del lipedema y el asesoramiento psicosocial.

Según estudios, los tratamientos descongestivos reducen la fragilidad capilar y el número de petequias, así como el volumen medio de las extremidades en pacientes con lipedema.

Sin embargo, la terapia conservadora suele presentar sólo un éxito a corto plazo.

Para los pacientes con una mejora mínima o nula con el tratamiento conservador después de al menos 6-12 meses, se debe discutir el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento del linfedema-lipedema con cirugía

tratamiento del linfedema en piernas con liposucciónActualmente, existe un interés creciente avalado por los resultados conseguidos, en el uso de la liposucción como tratamiento quirúrgico para el lipedema.

Hoy en día se utilizan las técnicas de liposucción “Body Jet”, “Aqualipo”  y “tumescente”, que tienen menos probabilidades de dañar el sistema linfático en comparación con la técnica convencional o liposucción “seca”.

Se ha demostrado que el uso de microcánulas, así como las nuevas técnicas de liposucción, como la liposucción asistida por motor con cánulas vibratorias o la liposucción asistida por chorro de agua, minimizan aún más el trauma tisular y las tasas de complicaciones.

Al realizar la liposucción en pacientes con lipedema, la técnica entrecruzada, que se usa comúnmente en cirugía estética, está contraindicada debido al mayor riesgo de dañar los vasos linfáticos con el desarrollo consecutivo de linfedema.

Por tanto, es de gran importancia tener en cuenta la anatomía de los vasos linfáticos y mover la cánula paralela a los vasos linfáticos para no dañarlos. Es por eso que generalmente se necesitan más incisiones para eliminar la grasa del área afectada.

Se ha demostrado que la liposucción Body Jet reduce las desproporciones y el dolor de forma permanente, detiene la progresión de la enfermedad y mejora la calidad de vida.

Además, la terapia quirúrgica puede reducir la cantidad de terapia conservadora necesaria.

El control del peso post operatorio sigue siendo un requisito importante para mantener los beneficios de la liposucción. Hay informes de que la grasa puede volver a acumularse en quienes aumentan de peso después de la liposucción.

Conclusión

El lipedema es un trastorno frecuentemente no reconocido y mal diagnosticado.

Si bien la terapia conservadora puede llegar a reducir los síntomas temporalmente, la liposucción elimina la grasa o tejido adiposo patológico, lo que da lugar a un alivio de los síntomas duradero y sostenible en el tiempo.

La liposucción es un método quirúrgico eficaz y debe considerarse individualmente para pacientes que sufren de lipedema. El control del peso es un componente clave del éxito del tratamiento, ya sea conservador o quirúrgico.