Rippling de pecho: ¿Qué es y como evitarlo?

Aumento de pecho

El efecto rippling de pecho

La cirugía de aumento mamario es una elección popular entre las mujeres que desean mejorar el aspecto y el tamaño de sus pechos. Sin embargo, una de las complicaciones más comunes de este procedimiento es el rippling de pecho, es decir ondas o arrugas visibles o palpables en la superficie de los implantes mamarios.

Veremos las causas del rippling, cómo prevenirlo y la importancia de elegir los implantes adecuados y un cirujano especializado para garantizar el mejor resultado posible de tu cirugía de aumento mamario.

¿Por qué me noto la prótesis por debajo del pecho?

El efecto rippling en el pecho, que se refiere a la aparición de ondulaciones o arrugas en la superficie de los senos, especialmente después de una cirugía de aumento mamario, puede deberse a varias causas:

  1. Tipo de Implante: Los implantes de solución salina son más propensos al rippling que los de silicona. Esto se debe a que el relleno de solución salina puede no ser tan cohesivo como la silicona, lo que puede llevar a una mayor posibilidad de pliegues o arrugas.
  2. Poco Tejido Mamario o Grasa: Las mujeres con poco tejido mamario natural o grasa que cubra el implante son más susceptibles al rippling. Esto se debe a que hay menos tejido para disimular y suavizar la textura del implante.
  3. Colocación del Implante: Los implantes colocados sobre el músculo pectoral (subglandulares) pueden tener un mayor riesgo de rippling en comparación con los que se colocan debajo del músculo (submusculares), ya que hay menos tejido para cubrir el implante.
  4. Edad del Implante y Cambios en el Cuerpo: Con el tiempo, los implantes pueden cambiar de posición o forma, y los cambios en el peso corporal o el envejecimiento de la piel pueden afectar la apariencia de los senos, aumentando el riesgo de rippling.
  5. Sobrefill o Underfill de Implantes de Solución Salina: Los implantes de solución salina que no están llenos correctamente (sobrefill o underfill) pueden tener una mayor tendencia a formar pliegues o arrugas.
  6. Técnica Quirúrgica: La técnica utilizada durante la cirugía de aumento de senos puede influir en la probabilidad de desarrollar rippling. Un manejo inadecuado del tejido o la elección incorrecta del tamaño o tipo de implante puede contribuir a este problema.
  7. Contractura Capsular: La formación de tejido cicatricial alrededor del implante, conocida como contractura capsular, puede alterar la forma del implante y causar ondulaciones.

¿Qué es el rippling de pecho?

Las mujeres que se han sometido a una intervención de aumento mamario pueden experimentar una complicación frecuente: la presencia de ondas o arrugas visibles o palpables en la superficie de sus implantes. Puede deberse a diversos factores, como el tipo de implante, su colocación y la cobertura de tejido que lo rodea.

  • Lo más frecuente es que se vea y se sienta en los lados o en la parte inferior del pecho, donde hay menos tejido.
  • Su gravedad puede variar de leve a grave, y puede presentarse al estar de pie o tumbado.
  • La ondulación puede ser un problema estético y causar angustia a algunas personas, pero no es peligrosa para la salud de la paciente.
  • Para reducir el riesgo de desarrollarla, el proceso de diagnóstico e indicación quirúrgica debe hacerse correctamente. La selección del implante, el tamaño y la colocación adecuados deben adaptarse al tipo de cuerpo y a las necesidades de cada persona, y consultar con un especialista puede ayudar tanto a prevenir como a controlar la ondulación.

Tomando estas medidas, las mujeres pueden disfrutar de los beneficios del aumento mamario con mayor seguridad y tranquilidad.

¿Cómo puedo saber si tengo rippling?

Después de una cirugía de aumento de mamas, se puede detectar de la siguiente manera:

  1. Inspección Visual: Busca cambios en la superficie de la piel de tus senos. El rippling a menudo se presenta como ondulaciones o arrugas visibles. Es más común en ciertas áreas, como los costados de los senos o debajo de ellos.
  2. Tacto: Pasa tus manos suavemente sobre la superficie de tus senos para sentir cualquier irregularidad o ondulación. A veces, el rippling se puede sentir más de lo que se puede ver, especialmente si es leve.
  3. Postura y Movimientos: Observa tus pechos en diferentes posturas (de pie, acostada, inclinada hacia adelante) y durante movimientos variados. El rippling puede ser más evidente en ciertas posiciones.
  4. Comparación con el Estado Preoperatorio: Si has notado cambios significativos en la textura de la piel de tus senos desde tu operación, esto podría ser una señal.
  5. Consultar con un Profesional: Si sospechas que tienes rippling, lo mejor es consultar con tu cirujano plástico o un médico especializado. La Dra. Moreda realizará una evaluación más detallada y podrá proporcionarte información sobre las posibles causas y opciones de tratamiento.

Prevención de la ondulación

Para garantizar unos resultados óptimos, es esencial realizar un diagnóstico preciso y una indicación del procedimiento de colocación de implantes de pecho, con el tipo y volumen de las prótesis mamarias que se adapte al tipo de cuerpo y a las necesidades de cada paciente.

Un cirujano plástico especialista en operaciones de mamas con implantes mamarios, evaluará la cantidad de tejido mamario y la piel de la paciente para decidir la mejor forma de proceder.

  • Nosotras recomendamos utilizar implantes de gel de silicona muy cohesivo con relleno total para reducir la posibilidad de ondulación.
  • Por el contrario, los implantes poco cohesivos pueden aumentar el riesgo de que aparezcan arrugas y ondulaciones en el futuro.
  • Además, la implantación por debajo del músculo pectoral también puede ayudar a reducir el riesgo de ondulación.
  • También es importante evitar colocar un volumen excesivo, ya que debido al peso del implante este puede causar ondulaciones con el tiempo.

Siguiendo estas recomendaciones, las pacientes pueden minimizar el riesgo de ondulación, lo que les permitirá tener unos senos de aspecto natural, sin ondulaciones ni arrugas visibles o palpables.

Factores de riesgo de ondulación

Para disminuir la probabilidad de que se produzca, hay que conocer los factores de riesgo asociados.

  • La cantidad de tejido mamario natural es un factor importante, ya que las que tienen poca cobertura son más propensas a experimentar el problema.
  • La colocación de los implantes por encima del músculo también puede aumentar la probabilidad de ondulación.
  • Las personas que se han sometido a varias operaciones pueden tener menos tejido mamario natural, lo que puede hacer que la ondulación sea más visible.
  • Fumar puede dañar la piel y limitar el flujo sanguíneo a la zona, lo que puede provocar ondulaciones.
  • Por último, el tipo y volumen del implante utilizado también puede influir, ya que los implantes salinos son más propensos a las ondulaciones que los de silicona.

Por tanto, las mujeres deben ser conscientes de los riesgos potenciales de las ondulaciones antes de someterse a una operación de aumento mamario. Seleccionar el tamaño y la forma de implante adecuados también puede ayudar a reducir la probabilidad de ondulación. Además, debe evitarse fumar durante al menos cuatro semanas antes y después de la operación.

Implantes para evitar las ondulaciones

El éxito de una intervención de aumento mamario depende en gran medida de la selección y colocación del implante.

  • Para reducir la probabilidad de arrugas o pliegues, se recomiendan los implantes de gel de silicona de alta cohesividad.
  • Estos implantes tienen una consistencia gelatinosa que mantiene su forma y disminuye el peligro de ondulación.
  • Además, los implantes de gel cohesivo son menos propensos a la rotura o las fugas, lo que los convierte en una elección más segura.

Para garantizar los mejores resultados posibles, es esencial que el implante se coloque submuscularmente. Al hacerlo, se consigue una cobertura de tejido adicional sobre el implante, con lo que disminuye el riesgo de ondulación visible.

Un cirujano plástico experto en operaciones de pecho te ayudará a determinar la colocación óptima del implante en función de tu cuerpo y del resultado estético deseado.

Además, es importante evitar un volumen excesivo de implante; el tamaño del implante debe determinarse en función del tejido mamario natural y las dimensiones del pecho.

Tratamiento del rippling

El tratamiento del rippling en el pecho depende de varios factores como la causa subyacente, el tipo de implantes y las características individuales de cada paciente.

  1. Cambio de Implantes: Reemplazar los implantes de solución salina por implantes de silicona, que tienen una consistencia más similar al tejido mamario natural, puede reducir el rippling. Los implantes de silicona más modernos, como los de gel cohesivo, son menos propensos a causar ondulación.
  2. Ajuste de la Colocación del Implante: Mover los implantes de una posición subglandular (sobre el músculo) a una posición submuscular (debajo del músculo) puede ayudar, ya que el músculo proporciona una capa adicional sobre el implante, disminuyendo la visibilidad de las ondulaciones.
  3. Aumento del Tejido Mamario: En algunos casos, puede ser útil añadir tejido al área del pecho, ya sea mediante injertos de grasa (lipotransferencia o lipofilling de pecho) de otras áreas del cuerpo. Esto puede proporcionar una capa adicional de tejido sobre el implante, disimulando el rippling.
  4. Ajuste de la Tensión del Implante: Si el rippling se debe a un relleno inadecuado (en implantes de solución salina), ajustar la cantidad de solución puede ser una opción.
  5. Revisión Quirúrgica: En algunos casos, puede ser necesario realizar una revisión quirúrgica para corregir el rippling. Esto puede implicar ajustar la posición del implante, cambiar el tamaño o la forma del implante, o realizar ajustes en el tejido mamario. En las situaciones más severas, puede ser imprescindible llevar a cabo una mastopexia para eliminar por completo el fenómeno de Rippling.

Es necesario que estos tratamientos sean evaluados y realizados por un cirujano plástico experimentado. Cada caso es único y el mejor enfoque debe ser personalizado según las necesidades y condiciones específicas de cada paciente.